Para evitar el pago mínimo
Para evitar el pago mínimo

La normatividad que ha presentado la Superintendencia de Banca para desincentivar el pago mínimo y acortar el tiempo de las deudas habría influido en la ligera moderación del avance del consumo con tarjetas de crédito en los últimos meses.

El regulador está requiriendo que las entidades financieras aporten más capital cuando pretendan otorgar créditos de consumo a través de tarjetas de crédito que tengan mayores plazos de cancelación.

Esto quiere decir que se está tomando en cuenta un factor de 'revolvencia', pues se busca que exista una mejor y más rápida devolución del pago de los préstamos.

Hay que recordar que los pagos mínimos que realiza un tarjetahabiente hacen que la deuda se pague hasta en cinco años o más.

Esta propuesta de la superintendencia terminará de discutirse en octubre próximo y debe comenzar a aplicarse a inicios de 2013.

Queda pendiente una nueva norma de transparencia para evitar que se implementen cuentas de depósito con rendimientos negativos o tarjetas de crédito con costos efectivos anuales superiores al 100%.