Ahora trata de eludir su responsabilidad en el caso Espinar. (Rafael Cornejo)
Ahora trata de eludir su responsabilidad en el caso Espinar. (Rafael Cornejo)

La Comisión de Ética investigará, de oficio, a la parlamentaria nacionalista Verónika Mendoza Frisch por haber adjudicado al proyecto minero Xstrata las conclusiones contenidas en el informe del Ministerio de Salud respecto del proyecto Quechua.

Esto debido a la información publicada ayer por Perú21 que da cuenta de la forma malintencionada en la que la legisladora alertó al alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, sobre el "peligro de muerte" que corría la población de esa provincia por la contaminación minera. Para ello, Mendoza utilizó un informe referido a otro proyecto y, sin más, lo adjudicó a Xstrata.

GRAVE INFRACCIÓNConsultado por este diario, el presidente de la Comisión de Ética del Congreso, Humberto Lay, indicó que dicho grupo investigará de oficio. "Son dos temas que hay que aclarar: los informes equivocados, porque el lugar al que corresponde el estudio es diferente y, lo otro, es el contenido del estudio".

Asimismo, señaló que el grupo de trabajo citará a la legisladora oficialista a fin de determinar si el oficio en el que le adjudica a Xstrata las conclusiones del proyecto Quechua lo hizo de forma intencional o si fue inducida al error. "Es un tema bastante grave y delicado", subrayó.

Del mismo sentir fue el vicepresidente de Ética, Juan Carlos Castagnino (Alianza Parlamentaria), quien refirió que "la congresista ha metido la pata. Quizá se ha contagiado del espíritu combativo de su pueblo y ha entendido mal el informe (sobre el proyecto Quechua)".

VERSIÓN DE PARTEEste diario intentó, infructuosamente, comunicarse con la parlamentaria nacionalista desde el jueves. Ayer, nuevamente intentamos hablar con ella y con su asesora de prensa, pero no obtuvimos respuesta.

Sin embargo, brindó una entrevista a Canal N en la cual refirió que "el problema de Espinar no es un problema de informes. Decir eso no contribuye a restituir el diálogo".

Sin referirse a la malinformación contenida en el oficio que envió al alcalde de Espinar en febrero pasado, la parlamentaria señaló que "en ningún momento he hecho alusión al informe sobre el proyecto Quechua (…) el informe llegó a mi despacho luego de la denuncia penal contra el proyecto Xstrata".

Tratando de eludir su responsabilidad en los hechos que cobraron la vida de dos personas y que dejaron más de cien heridos, la legisladora señaló que "la empresa tiene una denuncia penal desde noviembre de 2011".

SABÍA QUE

- Estela Ospina, directora general de Censopas, aclaró que el Ministerio de Salud elaboró un solo estudio sobre riesgos a la salud por exposición a metales pasados y dijo que, si bien tiene tres documentos, todos están referidos al proyecto minero Quechua.

- Verónika Mendoza había dicho que había estudios sobre los proyectos Quechuas y Xstrata Tintaya. Ospina lo negó y señaló que ella podía haber recurrido al Censopas para aclarar las dudas.