DE REGRESO. Manco  llegó ayer por la tarde a Huánuco. (Teófilo Torres)
DE REGRESO. Manco llegó ayer por la tarde a Huánuco. (Teófilo Torres)

Reimond Manco dio la cara y explicó los incidentes que protagonizó en Trujillo. El ex 'Jotita' negó que haya estado ebrio, tal como informó la policía, e indicó que aceptará la medida que disponga la dirigencia del León de Huánuco, así sea la separación definitiva del plantel profesional.

"Lo que pasó fue un problema de pareja que a todos les pasa. El escándalo lo generó el recepcionista del hotel que llamó a la policía, que me quiso llevar a la fuerza, me puse resistente, pero al final fui a la comisaría. Es mentira que haya estado ebrio, lo que pasa es que me han querido joder", manifestó Manco antes de tomar el vuelo que lo trasladó de regreso a Huánuco en compañía de su pareja, la modelo Fiorella Alzamora.

El delantero está a la espera de la medida que adopte la dirigencia, la cual acatará. "He conversado con la dirigencia y el cuerpo técnico y les expliqué lo que sucedió, pero ellos me dijeron que esperan conversar conmigo para saber mi versión. Estoy dispuesto a aceptar lo que disponga la dirigencia, si me dicen 'hasta acá nomás' tendré que aceptar. Pido disculpas al pueblo de Huánuco y también al plantel por este problema", subrayó.

CON PSICÓLOGOEl directivo Carlos Loncharich manifestó que se le está dando apoyo psicológico a Manco. "Fue un lío de pareja, de marido y mujer. Él genera mucha noticia, cualquier cosa que haga saldrá en los medios, cuando lo contratamos sabíamos de eso. Nadie puede dudar de su calidad, está para la selección, sólo tiene que arreglar sus cosas. Estamos muy cerca de él, dándole apoyo psicológico", expresó.

Sobre este punto, Manco lo vio como algo positivo. "Quién alguna vez no necesita la ayuda de un profesional", finalizó el delantero.

SABÍA QUE

- Aníbal Ruiz, DT de León de Huánuco, indicó que luego que se reuna con la dirigencia dará una opinión sobre el tema de Reimond Manco.

- En la práctica vespertina, Manco no tomó parte de los trabajos por decisión del comando técnico, que espera que primero se resuelva su caso.