notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.Mercadogcastagnola@peru21.com

Essalud cuenta con 9.5 millones de asegurados (titulares y dependientes) y más de 40 mil trabajadores –probablemente sea el mayor empleador del país–. Su presupuesto anual supera los S/.7 mil millones, es decir, maneja recursos similares a los ingresos del Banco de Crédito o de Cerro Verde. El reto de ser una de las más grandes instituciones del país en términos de ingresos, número de clientes –pues eso son sus afiliados– y trabajadores es inmenso e imposible de cumplir con su actual estructura (equipos gerenciales, remuneraciones, infraestructura). Si Essalud fuera una entidad privada, habría decenas de miles de quejas en Indecopi por su deficiente servicio, pero los usuarios se resignan a las deficiencias del sector público. El camino ideal –pero irreal bajo este gobierno– es el de continuar con la reforma que quedó trunca a fines de los 90, cuando se crearon las EPS. Por ahora, Essalud podría mejorar con APP para la construcción y operación de nueva infraestructura y con la tercerización de la logística y otras actividades para ganar eficiencia y atender con dignidad a sus afiliados.