notitle
notitle

Guido Lombardi,Opina.21glombardi@peru21.com

Entre otras razones porque es prácticamente inaccesible, porque está desconectado del resto del país. Precisamente un proyecto de ley, presentado por el congresista Carlos Tubino, busca terminar con esta situación de aislamiento y solicita evaluar una fórmula conveniente para lograrlo.

En la provincia del Purús hay nueve etnias distintas y unos pocos núcleos urbanos. Se trata de poblaciones pequeñas y dispersas donde la presencia del Estado es inexistente, no se atienden los servicios básicos y tampoco llegan programas sociales como Juntos, Pensión 65 o Beca 18. Hay que añadir que los productos de primera necesidad quintuplican su precio, para no hablar del cemento y del combustible.

Entonces se comprenderá el riesgo de "desnacionalización" de esa provincia, que encuentra en Brasil servicios más eficientes y cercanos. (¿Existe una "política de fronteras" en la Cancillería?). Por eso, el estudio propuesto es pertinente.

Pero mientras se determinan o descartan opciones, es una obligación ineludible atender requerimientos que no pueden esperar la maduración de un proyecto de esta naturaleza. Hay que dotar de recursos y fortalecer capacidades en la administración local, establecer vuelos cívicos, desarrollar la conectividad en telecomunicaciones, mejorar los puertos y embarcaderos, propiciar la presencia –y la permanencia– de profesionales en la zona. Es decir, las cosas por las que ha venido clamando, desde hace años y en solitario, el padre Piovesan.

De lo que se trata, naturalmente, es de lograr la integración de esos compatriotas respetando la diversidad y, sobre todo, respetando los territorios indígenas que garantizan su subsistencia física y cultural. ¿Qué mejor materia y qué mejor momento para poner en práctica la Ley de Consulta Previa?