notitle
notitle

Guillermo Giacosa,Opina.21ggiacosa@peru21.com

No tienen la menor idea sobre lo que va a pasar. Los intereses que debe pagar España para colocar su deuda son "inabordables". En 2011, España destinaba 28,000 millones de euros a pagar intereses, mientras que el año que viene esta cifra alcanzará los 38,000 millones. De esta manera, dice un funcionario, "todo el dinero que destinamos a pagar intereses es dinero que no tenemos para prestar los servicios esenciales que constituyen la imagen de marca de la economía social de mercado o para evitar una recesión e impulsar el crecimiento y dar empleo a nuestra gente". Y agrega que la situación es "insostenible". Insostenible quiere decir exactamente eso e indica que deberán variar el rumbo. Si no lo hacen caen y si caen, ya caídos como están, no hay quien los levante y nuevamente África volverá a comenzar en los Pirineos. La Bolsa española se derrumbó el viernes en un 6% a pesar de los préstamos millonarios y a pesar de que el FMI estaba encantado con las medidas. Voces oficiales dicen que España e Italia, que están haciendo "verdaderos esfuerzos para disciplinar sus cuentas con sacrificios importantes", están siendo castigados "por especuladores desenfrenados". Piden que la UE ponga un "dique" para "frenar la especulación". Ocurre que la especulación hace al sistema. Todos los males se originaron en ella. ¿Es posible poner coto a la especulación sin renegar de las desregulaciones que tanto loa el sistema?