GRITO INDIGNADO. Las masivas protestas callejeras expresan el malestar de españoles ante la crisis. (EFE)
GRITO INDIGNADO. Las masivas protestas callejeras expresan el malestar de españoles ante la crisis. (EFE)

MADRID (Agencias).– Esta vez la culpable no es la guerra, sino la crisis. En 1936, España sufrió una guerra civil que, además de desangrarla, obligó a miles de sus ciudadanos a optar por el exilio. Hoy los tiempos han cambiado, pero nuevamente el éxodo se convierte en un desesperado recurso para los españoles –sobre todo jóvenes– que quieren acceder a una vida digna.

El diario español El País mostró una proyección estatal que preocupa: cada año se marcharán medio millón de personas por falta de trabajo y de perspectivas. Es decir, alrededor del 10% de españoles. Cargar la maleta parece de momento la solución urgente para ese país que se alista a iniciar oficialmente su giro a la derecha para intentar salir de la crisis.

"Hay mil razones ahora en España (para marcharse): por falta de trabajo, de oportunidad, y hasta por desilusión y decepción sociopolítica", dice el suplemento El País Semanal.

SE VOLTEA LA TORTAEspaña ocupa el puesto número ocho en el top ten de países con mayor número de inmigrantes internacionales, según el Migration Policy Institute (MPI) en 2010. La población extranjera suma 5.7 millones de personas, un poco más que la cifra de desempleados debido a la crisis económica.

Pero la reciente proyección de la población de España a corto plazo 2011-2021, del Instituto Nacional de Estadística (INE), ha dado la alarma que marca el comienzo del giro del péndulo: si se mantienen las tendencias actuales, la población española se reduciría hasta los 45.6 millones en 10 años. Se registrarán un 18.1% menos de nacimientos y un 9.7% más de muertes que en 2010.

También el saldo migratorio será negativo a partir de 2012, ya que el número de 450,000 inmigrantes nuevos se verá compensado por la marcha al extranjero de 580,850 personas.

DATOS

- Entre 1900 y 1930 emigraron algo más de tres millones de españoles, según las cifras oficiales.

- Durante la Primera Guerra Mundial, los españoles preferían irse a Francia. Y tras ella volvieron de nuevo sus ojos hacia América: Cuba, Brasil y Argentina.