CABALLO DE TROYA. Grecia, que no era favorita, se metió por los palos. (AP)
CABALLO DE TROYA. Grecia, que no era favorita, se metió por los palos. (AP)

VARSOVIA.– En Grecia, la moneda de cambio es la alegría. Todos la tienen, a nadie le falta en el bolsillo y es arma contra la crisis. Porque el equipo helénico logró una hazaña al clasificar a cuartos de final de la Eurocopa superando 1-0 a la favorita Rusia y desatando un festejo en todo el país.

Habían empatado el primer duelo y perdido el segundo, pero los griegos nunca perdieron la fe. Rusia, en tanto, solo necesitaba empatar para clasificar, pero erró varias chances . Andrei Arshavin (10'), con un disparo desviado, y Alexander Kerzhakov (14'), con un tiro alto, casi anotan. Pero en el final del primer tiempo llegó la sorpresa griega.

A los 47', Zhirkov controló mal un balón y de ello se aprovechó Karagounis, que se plantó en el área y no perdonó en el mano a mano ante Vyacheslav Malafeev.

DESESPERACIÓN RUSAEn el complemento, los rusos intentaron buscar el empate e Igor Denisov (54') la mandó alto. Sin embargo, Grecia encontró el arma perfecta en el contragolpe. Fanis Gekas (59'), con un disparo bloqueado por la defensa, y Giorgos Tzavellas, con un zapatazo al poste (70'), casi redondean el marcador.

"Esto es fruto de nuestros esfuerzos y de nuestra determinación. Dios estuvo con nosotros", celebró el técnico del equipo griego, Fernando Santos. Ahora, los helénicos chocarán con el primero del grupo B, que sería Alemania. En ese duelo no estarán, por suspensión, Giorgos Karagounis y José Holebas.