(Difusión)
(Difusión)

Gianella Neyra y Diego Bertie, ActoresGonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Pareja en telenovelas y en obras de teatro, Gianella Neyra y Diego Bertie vuelven a compartir escenario en Escenas de la vida conyugal, obra escrita por el gran Ingmar Bergman que Osvaldo Cattone presenta en el teatro Marsano (de Mi a D, 8 p.m.). En esta charla nos hablan del amor.

¿Qué dicen sus hijos cuando los ven en una pantalla de TV?Diego (D): Mi hija me dice cosas bonitas: "Papá, eres importante". Pero también se sorprende con otras personas; por ejemplo, la 'Chola Chabuca' le impacta porque no sabe qué es (risas). Gianella (G). Mi hijo aún es pequeño, pero cuando daban Lalola se rayaba un poco porque no entendía por qué su mamá, que estaba en la tele, no le contestaba. Prohibí que la viera a menos que yo estuviera en casa, para que entendiera que quien estaba en la tele no era yo. Por eso, ya no se angustia cuando me ve llorando en la TV.

¿Tu hija quiere ser actriz?D: Todos los niños son actores en potencia pues, cuando juegan, asumen diferentes roles, personajes. Mi hija se mira al espejo, posa y juega… la diferencia está en que a nosotros nos pagan por jugar (ríe).

En la ficción han sido pareja varias veces. ¿Se conocen mucho?G: No tanto.D: Nos respetamos mucho. Trabajamos juntos, podemos salir a comer de vez en cuando, pero cada uno lidia con su propio rollo. Además, ella tiene muchos amigos (ríe). G: Cuando chambeas con otro mucho tiempo, caes en cierta cotidianidad: comentamos cosas del día, pero no caemos en el "oye, y tú, qué tal".D: Eso ya es cojudez. No nos contamos todos nuestros rollos.G: Pero sí tenemos cierta complicidad.

Yo pensaba que se conocían tanto que hasta sabían cómo olía el otro…D: En eso somos como hermanitos: mantequilla (risas). Ella tiene sus amores (después de unos segundos agrega)… su familia, su hijo, sus amigos. Para tu titular: Nos parece rico darnos un beso, pero no nos vamos a enamorar (risas).G: Diego, va a sonar feo decir que no nos conocemos ni michi (risas).D: Gianella me parece una mujer muy atractiva…G: Porque soy larga y no soy contrahecha (risas). D: Con Gianella las cosas fluyen: si le agarro la pierna, lo hago familiarmente, y si entro a su camerino y está medio vestida le digo "no te voy a ver", cojo lo que tengo que coger y salgo. Por eso soy mantequilla, porque la respeto (ríe). Gianella no se hace paltas, para ella todo es light, pasa pronto y ya, pero yo sé que tiene un montón más de detalles que la hacen compleja.

¿Cómo es su vínculo con Osvaldo Cattone?D: Chévere. Nuestra convivencia ha sido creadora, pero también conflictiva. Yo no comparto todos los criterios teatrales de Osvaldo, pero lo respeto. En los últimos 40 años ha hecho mucho por el teatro peruano, y debemos aplaudir su permanencia.

Escenas de la vida conyugal es una obra fuerte, que presenta a una pareja en conflicto. ¿Han vivido momentos similares?D: Sí, algunos. Esta obra pone en escena a dos personajes 'normales' que viven situaciones comunes a las separaciones: quieras o no, siempre sale el tema de la plata; quieras o no, siempre hay miedo a la soledad.G: En los lugares comunes radica la 'comedia' de esta obra, aunque los personajes se digan cosas terroríficas. Quizás por esto el público se sienta identificado. D: En el escenario se vive un drama y la gente no para de reírse; yo me digo ¿tan mal lo estamos haciendo que la gente se ríe?G: Pero, sin estos toques de humor, la obra sería insostenible. D: Imagínate que la obra solo muestre dolor y no signifique una catarsis. Lo más doloroso de una ruptura no es la separación física, el tener otra pareja, sino romper la dependencia, el saber que esa persona que iba a estar toda la vida contigo ya no lo estará.

Ambos han pasado por rupturas. ¿Por qué uno reincide en el amor… y en los problemas?D: Enamorarse es lo más lindo que hay, solo que es bien jodido. No es fácil que dos personas se amalgamen siempre. Por eso, cuando tengo una relación larga, me cuesta mucho terminarla. Así como me cuesta mucho que una persona entre en mi intimidad, me cuesta mucho que salga. G: Yo soy una fiel creyente del amor, una abanderada.D: Claro, cuando aparecen los problemas, uno dice "nunca más", pero, como el alcohólico, uno reincide (ríe). G: Si convivir con uno mismo es difícil, imagínate con otra persona.D: Pero hay algo químico: cuando te enamoras ves todo de puta madre, con más optimismo, sientes que eres capaz de todo. Además, conseguir a alguien que haga empatía con uno ya es todo un logro.G: Estar enamorado es un gran estado (ríe).

¿Están enamorados?D: Yo no. G: (Se queda callada y ríe).

AUTOFICHA

- Diego Bertie: "Soy tío de Rafael Piqueras, el chef de Maras. Nos parecemos, y el conchudo se hacía pasar por mí y gileaba. Si me sirve hacerme pasar por él, lo haré (ríe)".

- Diego Bertie: "Hoy la gente pelea menos en sus relaciones. Si tiene claro algo, ejecuta. No espera toda una vida para, por ejemplo, separarse".

- Diego: "Yo tengo mis teclitas, mis 'Marujas' (ríe)". Gianella Neyra: "Las chicas le gritan "Diegooo" (risas). Se mueren por él tanto las chibolas como las tías más tías".