TRAGEDIA. Abel Apaza Soncco estaba a punto de ser papá. Su esposa tiene seis meses de gestación. (USI)
TRAGEDIA. Abel Apaza Soncco estaba a punto de ser papá. Su esposa tiene seis meses de gestación. (USI)

Una infernal balacera se desató en San Juan de Lurigancho. El propietario de una distribuidora de gas le disparó a un grupo de personas porque pensó que estas querían asaltar a su hijo, quien estaba manejando un camión.

Una de las balas impactó accidentalmente en su ayudante, Abel Justiniano Apaza Soncco (20) –que también laboraba como sereno–, quien falleció en el acto. Otras dos personas resultaron heridas, una de las cuales se debate entre la vida y la muerte.

Los hechos se iniciaron a las 9 de la mañana en las inmediaciones del grupo 15, sector B de la urbanización Huáscar, en Canto Grande.

De acuerdo con la Policía, a esa hora, Luis Enrique Chachaima Gamarra (28) manejaba un camión de la empresa Más Gas, de placa C9R-849, cuando fue atacado por un grupo de pandilleros que bebía licor y que le arrojó una piedra al parabrisas.

En ese momento llamó a su padre y propietario de la compañía, Lucio Chachaima Cárdenas (48), pues pensó que se trataba de un asalto. Este último acudió rápidamente al lugar en una moto que era manejada por Abel Apaza Soncco, uno de sus empleados y quien solo tenía un día laborando con él.

Lucio Chachaima empezó a disparar sin discreción a los que creyó que eran los asaltantes. Para su mala suerte, una de las balas impactó en Apaza, quien murió en el acto.

Asimismo, hirió a los hermanos Sonia y Cristopher Salas Vargas y a Alexander Angobaldo Paredes. Este último tiene una bala alojada en la cabeza y permanece bajo observación en el hospital Hipólito Unanue.

El hombre de negocios fue llevado a la comisaría de Santa Elizabeth, donde indicó que había actuado en defensa de su hijo. Luego fue trasladado a la Divincri de San Juan de Lurigancho junto con Luis Chachaima y otro trabajador.

Abel Apaza Soncco trabajaba como sereno. Estaba a punto de tener su primer hijo, por lo que buscó un segundo trabajo.

Según su familia, ayer fue su primer día en la distribuidora de gas. Su esposa tiene seis meses de gestación.

EL HOMICIDA

LUCIO CHACHAIMA CÁRDENASEmpresario48 años

- Cuenta con permiso para portar armas.