notitle
notitle

Fernando Cillóniz,Al.Mercadofcilloniz@peru21.com

Pregunta: ¿Qué pasó con los beneficiarios de la Reforma Agraria? ¿Acaso no se empobrecieron a pesar de que recibieron gratuitamente las mejores tierras del Perú? A veces, la agricultura no solo no enriquece, sino que, cuando es mal trabajada, empobrece. Esa gente cree, equivocadamente, que hacer agricultura es cuestión de sembrar y cosechar, y que todo lo demás lo hace la naturaleza. ¡Qué equivocados están! La agricultura constituye una actividad muy sofisticada y, también, altamente riesgosa. Requiere de mucho capital y de amplios conocimientos. La naturaleza es prodigiosa, pero el capital, la tecnología y el conocimiento son básicos para hacer agricultura de manera sostenible y rentable. Es por esta razón que vemos que los jóvenes de las ciudades del interior del país están migrando a las ciudades. Ellos no quieren empobrecerse con el agro precario.