Causaron congestión de tráfico. (David Vexelman)
Causaron congestión de tráfico. (David Vexelman)

Empleados del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) iniciaron ayer un paro de 48 horas para exigir el aumento de sus sueldos de 900 a 1,500 soles. La protesta generó una gran congestión vehicular.

Una de las manifestaciones fue frente al penal de Lurigancho, donde –por este motivo– se suspendió la audiencia del caso Fefer. También hicieron un plantón en el penal San Jorge, en el Cercado. Hoy continuarán con sus reclamos.