SIETE PODEROSOS. Con Xi Jinping a la cabeza, la cúpula dirigirá China por los próximos 10 años. (Reuters)
SIETE PODEROSOS. Con Xi Jinping a la cabeza, la cúpula dirigirá China por los próximos 10 años. (Reuters)

PEKÍN (Reuters).– El gobernante Partido Comunista de China (PCCh) adoptó una nueva línea de liderazgo, conservadora y con miembros de mayor edad, que parece poco capaz de llevar adelante las acciones necesarias para combatir los problemas del país, como el malestar social, la degradación ambiental y la corrupción.

El nuevo jefe del partido, Xi Jinping; el futuro primer ministro, Li Keqiang, y el viceprimer ministro a cargo de asuntos económicos, Wang Qishan, son considerados reformadores cautelosos. Los otros cuatro miembros del comité directivo tienen reputación de conservadores.

Esta conformación echa por tierra la esperanza de que Xi pueda conducir un liderazgo que tome medidas importantes para lidiar con la desaceleración del crecimiento en la segunda mayor economía del mundo o para comenzar a aliviar la presión que el Partido Comunista ejerce sobre la nación más poblada.

El designado viceprimer ministro Wang, el más adepto a la reforma en el nuevo liderazgo, ha recibido el rol de combatir la expandida corrupción, identificada tanto por Xi como por el saliente presidente, Hu Jintao, como el mayor peligro que enfrentan el partido y el Estado.

Los siete miembros del comité de liderazgo tienen un promedio de edad de 63.4 años, superior a los 62.1 años de la cúpula anterior.

TENGA EN CUENTA

- El número de miembros del Comité Permanente del Partido Comunista chino se redujo de 9 a 7.

- El carácter conservador de los siete hombres más importantes de China desaparece cualquier esperanza de reforma política, según los especialistas.