notitle
notitle

Dr. Rodrgio Rondón, Opina.21familia@peru21.com

Hay perros que, por sus características físicas y genéticas, son menos atletas que otros, como por ejemplo el shitzú, el bulldog, el pekinés, el yorkshire y demás razas pequeñas. Esto no quiere decir que no deban ejercitarse, sino que deben hacerlo de acuerdo con su capacidad y características.

Caminar una cuadra cuatro veces al día, como mínimo, o trotar un poco es lo ideal para estos canes de patas cortas, pues no podemos exigirle a un bulldog que corra una manzana del vecindario porque sería contraproducente para su salud.

En combinación con estas caminatas, se debe cuidar la alimentación del animal para que no engorde.

Cuando un perro no se ejercita, puede tener problemas de articulaciones y dolores musculares pues, como todo ser vivo, necesita actividad para fortalecer sus músculos y para liberar su estrés y energía. Otra cosa importante es no dejar que las mascotas pequeñas estén bajando de escaleras o muebles porque esto podría causarles problemas en la columna vertebral.