La planta nuclear iraní de Bushehr podría ser uno de los objetivos del ataque israelí. (AP)
La planta nuclear iraní de Bushehr podría ser uno de los objetivos del ataque israelí. (AP)

El secretario estadounidense de Defensa, Leon Panetta, considera que hay una "fuerte probabilidad" de que Israel realice una intervención militar en los próximos meses en instalaciones nucleares de Irán, afirmó el Washington Post en un editorial.

Interrogado por los periodistas durante un viaje a Bruselas para una reunión ministerial de los países de la OTAN, Panetta no quiso comentar el artículo del editorialista David Ignatius.

"Él (David Ignatius) puede escribir lo que quiera, pero lo que yo pienso sólo me pertenece a mí y a nadie más. Israel indicó que planea hacer ataques y expresamos nuestra preocupación", señaló.

Según el Washington Post, el jefe del Pentágono considera que la ofensiva israelí podría ocurrir entre abril y junio, antes de que Irán entre en una "zona de inmunidad" y comience a construir una bomba nuclear.

El domingo pasado, Panetta dijo a la cadena CBS que Irán tardaría "un año" en producir suficiente uranio enriquecido para una bomba atómica y uno o dos años suplementarios para instalarla en un vector como un misil.

Pese a ello, Washington todavía confía en la vía diplomática para que Irán detenga su programa nuclear.

RESPUESTA IRANÍA su turno, el líder supremo iraní ayatola Alí Jamenei prometió ayudar a toda nación o grupo que desafíe a Israel y advirtió que cualquier ataque militar al programa nuclear de Irán dañará los intereses estadounidenses en el Oriente Medio "diez veces más".

Según especialistas, lo dicho por el líder iraní podría indicar que las fuerzas aliadas a Teherán, encabezadas por el grupo militante islámico Hezbolá del Líbano, tienen luz verde para reanudar los ataques a Israel.

TENGA EN CUENTA

El jefe de la inteligencia militar israelí estima que Irán podría fabricar cuatro bombas atómicas si sigue enriqueciendo el uranio que ya ha almacenado.

Washington y la Unión Europea ya impusieron sanciones más severas a la república islámica en semanas recientes.

Teherán ha dicho que cerraría el Estrecho de Ormuz, ruta marítima vital para el transporte de crudo, si las sanciones evitan que pueda exportar petróleo.