notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21quererteatiperu21@gmail.com

Una profesora que intenta contar un cuento a la hora de la salida de pronto les dijo, en tono juguetón, a sus alumnos: "¡El niño que quiere irse a su casa, tiene que estar sentado y en silencio!". Muchos, pero no todos, reaccionaron rápidamente y se sentaron. Yo me quedé pensando… ¿Es necesario condicionar tanto a los niños?

Decir "si haces esto, te doy esto" es una de las maneras más efectivas de lograr que un niño realice una conducta en el momento, pero lo más probable es que no haya entendido por qué es importante hacer aquello que le pedimos. A los niños de preescolar, que recién están aprendiendo las reglas de convivencia, es necesario explicarles repetidas veces por qué deben –por ejemplo– escuchar el cuento que lee la profesora, porque es una manera de respetar, de la misma manera como la profesora escucha las opiniones y deseos de sus niños. Así, mientras van adquiriendo mayor autocontrol, van también entendiendo racionalmente las indicaciones, convirtiéndose paulatinamente en personitas más civilizadas.