(Internet)
(Internet)

Pese a que volvió con fuerza al mundo de las comedias, Eddie Murphy ha sido considerado el actor menos rentable de Hollywood, ya que sus últimas películas fueron un fracaso, según una lista que elaboró la revista Forbes.

En sus dos últimas producciones, Un golpe de altura y Mil palabras, los estudios de los filmes solo ganaron US$2.30 por cada dólar que le pagaron al actor estadounidense, una cantidad mínima para los costos de Hollywood.

El segundo nombre que figura en esta singular lista es el de la actriz Katherine Heigl, cuya última película, Solo por dinero, no logró recuperar los US$40 millones invertidos.

Lo mismo le pasó a Reese Witherspoon que, con su participación en Esto es la guerra, no logró recuperar en Estados Unidos los US$65 millones.

En esta relación también aparecen Sandra Bullock, Jack Black, Nicolas Cage, Adam Sandler, Denzel Washington, Ben Stiller y Sarah Jessica Parker, entre otros.