notitle
notitle

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

En realidad, son frecuentes los pullazos entre ambos y tratan la relación con un aire de clandestinidad, negando que exista algo formal y limitándola a un apoyo general a favor de la gobernabilidad. Es el tipo de alianza que, sin duda, se romperá ni bien se inicie la próxima campaña presidencial en la cual, si hay un candidato cantado, es el 'sano y sagrado'.

Sin embargo, ahora tenemos la impresión de que el affaire va a durar bastante menos de lo esperado. Es evidente que los Toledo están irritados por la ambición de la primera dama de llegar a ser una de las aspirantes al Sillón de Pizarro. Lo que no les hace ninguna gracia, especialmente considerando que la agenda de Perú Posible está limitada al objetivo de lograr que la próxima vez sí sea reelegido el exmandatario.

Por ello, el ataque de Eliane Karp al canal en YouTube de Nadine Heredia le salió del alma. Incluso, como ella no es muy sutil ni cuidadosa en lo que habla, le lanzó con todo el cuestionamiento a la utilización de recursos públicos para que el canal se mantenga actualizado. Con lo cual forzará a su grupo parlamentario a exigir que la primera dama transparente sus gastos. En todo caso, es difícil ver en esas condiciones de confrontación entre las damas que los maridos de ambas no terminen distanciados.

Por otro lado, si Nadine Heredia quiere posicionarse como una alternativa en la próxima elección, debe tener cuidado con su credibilidad y evitar caer en el error del político tradicional de mentir en automático cuando es confrontado. Es claro que nadie le va a creer que el mantener un canal no le va a costar al ciudadano. Desde el camarógrafo hasta el asesor que prepara el guion son pagados por el Estado.