Foto: Reuters
Foto: Reuters

Se veía venir, y ayer se confirmó: Tom Cruise y Katie Holmes se divorcian. El abogado de la actriz, Jonathan Wolfe, confirmó a la revista People que Katie solicitó el divorcio y pidió la custodia de su hija.

"Es un asunto personal y privado para Katie y su familia. La primera preocupación de Katie es, como lo fue siempre, el bienestar de su hija", señaló escuetamente.Tom y Katie llevaban casi seis años de casados y se perfilaban como una de las parejas más sólidas de Hollywood.

Sin embargo, allegados han manifestado que Katie Holmes sentía que vivía bajo la sombra de su famoso marido y que su carrera actoral estaba en retroceso, además de la constante presión que sufría para unirse a la cienciología, religión que profesa Cruise.

Asimismo, las diferencias sobre la crianza de la pequeña Suri también resquebrajaron su relación. "Katie quiere que Suri vaya a una escuela con otros niños y que tenga una rutina de conexión a tierra, mientras que Tom no quiere. Esto generaba enfrentamientos entre ellos", agregó una fuente.