LA COPA LE VIENE BIEN. Como en el 2010, 'Zlatan’ volvió a aparecer cuando se le necesitaba. (Martín Pauca)
LA COPA LE VIENE BIEN. Como en el 2010, 'Zlatan’ volvió a aparecer cuando se le necesitaba. (Martín Pauca)

Carlos Bernuycbernuy@peru21.com

Adiós amor cantan en el grupo 5. Adiós amor le dice la pelota a este colombiano que parece ser su amigo. Este 'colocho', motor y motivo de la hinchada aliancista y al que anoche le cantaron 'Te vas', pero nos dejas una sonrisa. De la mano del moreno que llegó a La Victoria en 2008 y anoche (salvo cambie de opinión) la dejó, Alianza Lima derrotó 1-0 a Nacional y se mantiene con vida en la Copa.

No se puede encontrar parecido entre este Alianza y el de Paraguay o Río de Janeiro. Desde la camiseta que fue otra, hasta la explosión de cada jugador en partículas llenas de sacrificio. Ibañez, Ramos y Ascues se pararon en el fondo y despejaron el peligro. Paolo Hurtado pisó el acelerador en la derecha y Jose Carlos Fernández esperó presto el centro.

Pero ninguno de los nombrados ganó las palmas como Jhonnier Montaño. El colombiano que puede recalar en Colombia (Junior) o al norte del Perú (Vallejo o Aurich) no se puso al equipo al hombro. Él construyó el equipo. Se burló de la marca de Calzada y Damonte y distribuyó la pelota como si repartiera dulces a niños.

Uno de esos pases lo puso en la cabeza de 'Zlatan' Fernández que hizo lo suyo, el gol. Como tantas veces en la Libertadores del 2010. Lo demás fueron las patadas del Nacional de Uruguay.

GOLPE NACIONALExtraño que un volante con tanto fútbol, como lo fue Marcelo Gallardo, mandara a su equipo a no jugar fútbol. Los botines de Damonte, Calzada y Núñez buscaron a Montaño y compañía. Pero el colombiano no fue presa fácil.

Incluso a los 56' el volante la mandó al poste arrancando los 'uff' de la tribuna. Pero entonces llegó el momento del color rojo en el Nacional. Primero Damonte por agredir a Montaño (60') y luego Placente por patear arteramente a Bazán (70'). Pero como todo uruguayo, Nacional tuvo dos chances claras para hacer lo imposible, empatar. Romero con el arco vacío la puso en el poste (65') y Corrales salvó en la línea (68'). Alianza en tanto perdió chances con Bazán (74'), Soto (76') y Hurtado (80') y no pareció cuándo liquidar. Y aunque no liquidó, en el grupo 5 (de la Libertadores) se cantó 'adiós amor'. Adiós Montaño, vuelve pronto, pero vuelve.