El derrumbe de rocas del cerro Pucruchacra podría ocasionar grandes pérdidas. (R. León)
El derrumbe de rocas del cerro Pucruchacra podría ocasionar grandes pérdidas. (R. León)

Lourdes Fernándezlfernandez@peru21.com

En tan solo minutos, inmensas rocas y toneladas de arena podrían caer sobre la Carretera Central y aislar al pueblo de San Mateo, en Huarochirí.

Según un estudio del Instituto Geológico Minero y Metalúrgico, el cerro Pucruchacra –ubicado en el kilómetro 93 de la citada vía– podría colapsar en cualquier momento y aislar a más de 4 mil pobladores.

Y eso no es todo. El desastre puede dejar sin viviendas a más de 80 familias que viven en un caserío al borde del cerro y, además, desabastecer a Lima de los productos que se transportan por esa arteria.

EN PELIGROEn un recorrido por la zona, Perú21 pudo comprobar el riesgo que corren no solo los pobladores de San Mateo, sino también cualquier persona que transite por el lugar.

El panorama es preocupante. Los techos de las casas lucen partidos, algunas casas abandonadas y solo un taller de mecánica funciona, exactamente, frente del cerro."Hace tres meses hubo un derrumbe que se llevó tres casas y, aún no terminan de limpiar las rocas de la pista", contó un vecino de la zona.

EMERGENCIA La jefa de la Unidad de Evaluación de Riesgos del Indeci, Guadalupe Masana, dijo que las lluvias y el regadío provocan la saturación de los suelos y la aparición de grietas.

El Ejecutivo declaró en emergencia el cerro durante 60 días. El presidente del Gobierno Regional de Lima, Javier Alvarado, informó que ayer se instaló el Comité de Emergencia con las autoridades locales y distritales.

En los próximos días, añadió, se iniciará un plan de acción conjunto, se trasladará maquinaria y se declarará en emergencia el sector salud.

SABÍA QUE

- El pasado 16 de agosto se registró un gran deslizamiento de rocas y arena en el cerro Pucruchacra, en San Mateo.

- La Carretera Central permaneció bloqueada por más de 24 horas. El incidente ocasionó una gran congestión vehicular en toda la zona.

- Cinco viviendas terminaron destruidas por las grandes piedras. Las familias tuvieron que ser reubicadas en otras áreas alejadas.