notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.Mercadogcastagnola@peru21.com

El kirchnerato sigue en esa dirección: el mayor default de deuda de la historia (US$100 mil millones), controles de precios, incumplimiento de contratos y fallos del CIADI, confiscación de fondos privados de pensiones, controles de capital para intentar tapar una fuga de capitales que superó los US$20 mil millones apenas fue reelegida Cristina Kirchner, controles y prohibiciones de importaciones que violan las normas de la OMC y manipulación de cifras estadísticas para ocultar la realidad (como la tasa de inflación), entre otras perlas. Aun cuando la economía ha crecido gracias al boom de precios de sus productos de exportación, lo ha hecho en forma desequilibrada e insostenible. Resulta incomprensible ese empeño argentino por pertenecer al Tercer Mundo. Felizmente, hace 20 años el Perú optó por una ruta muy distinta, y los resultados están a la vista.