Desastre. Carreteras quedaron obstruidas por los huaicos. (Perú21)
Desastre. Carreteras quedaron obstruidas por los huaicos. (Perú21)

Emergencia. Las fuertes lluvias que desde hace unas semanas afectan la sierra causaron ayer deslizamientos e inundaciones en cuatro regiones. La más afectada fue Apurímac, donde el desborde del río Pulkay dejó inundadas unas 50 viviendas del distrito de Huaccana, en la provincia de Chincheros.

En ese lugar, la fuerza del agua hizo colapsar el Puente Principal, aislando los poblados de Chuyama y Pulkay. Además, decenas de animales murieron y extensos campos de cultivo quedaron dañados. Ante la situación, el alcalde de Huaccana, Hugo Najarro Rojas, dispuso el encauzamiento del río y la rehabilitación del puente con maquinaria pesada.

En tanto, en Huancavelica, el deslizamiento de un cerro afectó la carretera de acceso a la región en un tramo de 80 metros. La caída de más de 1,000 metros cúbicos de lodo arrasó también la línea de conducción de agua de la planta de abastecimiento Ichu.

En Cusco, la caída de tres huaicos en el sector de Uchumayo, en el distrito de Maranura, en La Convención, bloqueó la vía Cusco-Quillabamba, aislando a los pobladores de las comunidades de Maranura y Vilcabamba.

Asimismo, la carretera que une los pueblos del VRAEM y de Ayacucho, en la provincia de La Mar, también quedó bloqueada por un deslizamiento.

TENGA EN CUENTA

- El Senamhi alertó que, en los próximos días, Ucayali y Loreto sufrirían inundaciones por la crecida del caudal de sus ríos debido a las intensas lluvias.

- Tras la advertencia, Defensa Civil recomendó a los pobladores asentados en las riberas de los ríos que se reubiquen en zonas más altas con el fin de prevenir daños.