DESTRUCCIÓN TOTAL. La furia de la naturaleza acabó con todo a su paso y dejó a miles sin hogar. (Rochi León)
DESTRUCCIÓN TOTAL. La furia de la naturaleza acabó con todo a su paso y dejó a miles sin hogar. (Rochi León)

Lo perdieron todo. Más de 20 mil viviendas de Chosica resultaron seriamente afectadas por el desborde del río Huaycoloro, que se produjo el sábado por la noche. Las aguas se llevaron, también, a un anciano y a una menor de edad.

Apolinario Cóndor Pampas (80), criador de chanchos en Cajamarquilla, fue arrastrado por la corriente. Su hermano Fortunato dijo que sus vecinos le informaron que el cadáver del anciano fue hallado en el río Rímac, a la altura del puente Huánuco. Por falta de dinero, no ha podido ir a la morgue a reconocerlo.

Otro es el drama de Jaime Lizana Altamirano (33) y Rodimí Gutiérrez Rojas (24). Ellos perdieron a su hija M.J.L.G., de 5 años. Por si fuera poco, el hombre presenta varias heridas y tiene comprometida la vista. Fue llevado a la base de serenazgo de la zona.

El alcalde de Chosica, Luis Bueno, indicó a Perú21 que 23 pueblos de la margen izquierda del río y tres de la margen derecha quedaron totalmente afectados.

"Muchas de las viviendas son de adobe o madera y deberán ser derribadas. Ya hemos pedido ayuda a Defensa Civil y al Gobierno", afirmó.

Las zonas más perjudicadas son Cajamarquilla, Señor de Muruhuay, Valle Mantaro, Pampa Chiri y Los Claveles.

Incluso, ayer por la mañana circuló un rumor en el anexo de Santa Rosa sobre la posible llegada de un huaico. Conforme pasaron las horas, se desmintió esa posibilidad.

Serapio Yauri, dirigente de esa zona, indicó que, a raíz del desborde, colapsaron las tuberías de agua y desagüe. "Necesitamos comida, medicinas y carpas. Lo perdimos todo", refirió Yauri.

TEMEN ENFERMEDADESLa mayoría de habitantes en el lugar se dedica a la crianza de cerdos. El río arrasó con sus animales. Ahora temen que proliferen enfermedades infectocontagiosas.

"Necesitamos remover los cuerpos de los chanchos. Se van a pudrir y causar males en la zona", expresó Jorge Sánchez Cuzcano, de la Asociación de Ganaderos Porcinos de Saracoto Alto.

¿RESPONSABLES?César Quispe, secretario general del asentamiento humano Villa Leticia, responsabilizó a las empresas Petramás y Unicon por la tragedia.

"Han construido diques en el río. Cuando el agua ha venido con fuerza, se desbordó, yéndose a las casas", expresó.

La vecina Lucila Pastor (58) acotó que hay otras compañías que tiran su desmonte al río Huaycoloro. La furia se apoderó de los pobladores ayer, quienes bloquearon el camino a la altura del paradero La Cadena. La Policía logró restablecer el orden.

Las municipalidades de Ate y Lima apoyaron en las labores de remoción de escombros y otorgaron carpas a los damnificados.

DATOS

- La ayuda que recibieron los pobladores resultó insuficiente para tanta necesidad.

- Cementera Caliza, empresa de la zona, brindó tres tractores para ayudar a remover las casas destruidas.

- La Dirección de Salud IV Lima Este instaló cuatro carpas en los sectores más dañados.

- Después de 14 años ocurre una inundación de esta magnitud en la zona.