notitle
notitle

Pablo Secada,Al.Mercadopsecada@ipe.org.pe

Precisada la confusión, los políticos no solo deberían aliarse al Gobierno, sino que deberían intentar mejorar el proyecto, proponer y negociar otras reformas educativas. Una discrepancia previa: no debería aumentarse los sueldos a todos los maestros y, después, evaluarlos. Miles de profesores entrenados en 'instituchos' pedagógicos, o universidades que exigen 08 para ingresar a la carrera docente, o ideologizados de totalitarismo hasta el tuétano, deberían ser despedidos. La gran mayoría merece que se separe la paja del trigo. Que se les examine seriamente, incluyendo evaluaciones del desempeño de sus alumnos y su accionar en el aula.