notitle
notitle

Nano Guerra García, Opina.21Las recientes protestas ponen en el tapete una vieja discusión: el derecho a reclamar versus el derecho a la circulación y el libre comercio, o los derechos 'colectivos' frente a los derechos individuales. Esta polémica admite ideas equivocadas o no sustentadas.nanoguerra@somosempresa.com.pe

Una de ellas es creer que cualquier cosa que haga una colectividad es un principio incuestionable. En esta distorsión se traspasa el concepto de los derechos de una persona a la colectividad; hasta se cambian los derechos del hombre por los de las 'mayorías'.

Se olvidan de que un hombre puede poseer derechos y que aquellos que son básicos, como la vida y el libre tránsito, no pueden jamás ser pisoteados en pro de los 'derechos colectivos'. Toda organización que pretenda desconocer esto actúa como si fuera un grupo de bárbaros imponiendo sus intereses sobre los de los una sola persona.

En este sentido, creer en 'derechos sociales' sin tomar en cuenta los individuales es una contradicción y será el inicio siempre de prácticas dictatoriales.

Ni el gobierno, ni ningún grupo dentro de un Estado pueden tener otros o más derechos que los ciudadanos como individuos. No es posible hablar del derecho a la vida, si se deja de lado los derechos básicos.

Los emprendedores debemos siempre oponernos a cualquier acto que atente contra esto, porque allí está el germen que puede destruir totalmente nuestra libre creación.