notitle
notitle

Mercedes Aráoz,Al.mercadomaraoz@peru21.com

Los ciudadanos desde que nacen tienen derecho a la identidad. Así pueden ejercer sus derechos básicos, como trabajar, formar una familia, ejercer su voto, recibir los servicios públicos de educación y salud, y estar bajo el ámbito de la formalidad. Sin embargo, en América Latina, muchas personas no tienen acta de nacimiento, menos un documento de identidad, quedando en el limbo de los servicios públicos. El Perú no está liberado de este problema. Desde el 2010 se comenzó a otorgar DNI a los niños y a fortalecer un registro adecuado de los nacimientos y de identidad en general. El Reniec ha mostrado una serie de buenas prácticas en la facilitación de actas (nacimiento, matrimonio, defunción) que valen la pena resaltar. Recientemente, en Huancavelica ha comenzado un piloto de registro en línea apoyado por el BID que se debería replicar a nivel nacional. Se trata de poner las acciones del sector público al servicio ciudadano. Eso es una auténtica reforma del Estado.