Foto: Rochi León.
Foto: Rochi León.

Rodrigo Pacheco,BadmintonistaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Tiene 29 años, juega bádminton, Londres 2012 será su primera Olimpiada, pero tiene un gran futuro por delante, no solo como deportista, sino como profesional. Rodrigo Pacheco es, sin duda, un ejemplo para la juventud.

Hace varios años eres un deportista de alta competencia. ¿Por qué la de Londres será tu primera Olimpiada?Para Pekín 2008 me preparé durante dos años en Alemania. Sin embargo, después de los Panamericanos de Río de Janeiro, en 2007, tuve una enfermedad que afectó mi hígado y perjudicó mi preparación. Pero ya tenía nivel olímpico. Después de este percance me mudé a Dinamarca, una de las potencias mundiales en bádminton, donde vivo hace cuatro años. Allí juego la liga de clubes y estudio en la universidad.

Al Perú, al menos a nivel su-damericano, no le va mal…El Perú, a nivel sudamericano, es primero, y en los Panamericanos peleamos los tres primeros lugares. Tenemos calidad, pero no cantidad; buenos jugadores en la punta de la pirámide, pero pocos en la base. Nosotros nos hemos estancado, hemos priorizado a los rankeados y nos hemos olvidado de la base, nuestra apuesta al futuro. La Federación quiere corregir esto porque nuestros vecinos ya están promoviendo este deporte entre sus niños. Hay que destacar, eso sí, que hemos tenido una buena escuela de entrenadores, sobre todo asiáticos, que nos ha llevado a ganar competencias internacionales.

¿Eres el mejor badmintonista que hemos tenido?No. Mario Carulla clasificó a Atlanta 96 y nos demostró que los badmintonistas peruanos teníamos nivel olímpico. Luego, Lorena Blanco estuvo en Atenas 2004, y Claudia Rivero estuvo en Pekín 2008. Ella también va a Londres 2012.

¿Te has enfrentado con Carulla?Sí. Él es un gran amigo y vive en España. El año pasado jugamos el Nacional y nos enfrentamos en la final: le gané. Pero él ya juega por diversión. Lo preocupante de esto es que nos demuestra que no tenemos relevo, que hay un vacío generacional: yo tengo 29 años; el que me sigue en el ranking, 22. Lo mismo pasó entre Mario y yo. El problema está en que, al momento de decidir qué hacer en el futuro, los jóvenes optan por estudiar, por trabajar, pues, muchas veces, el deporte de alta competencia no es rentable.

Tú estudias y haces deporte…He tenido esa suerte. Salí del Perú hace nueve años. Aquí estudié, en la Cayetano Heredia, Ciencias del Deporte, carrera que, lamentablemente, ya no dictan. Después me fui dos años a España, dos a Alemania, y en los cuatro años que llevo en Dinamarca estudié Educación Física y, luego, Gerencia Deportiva, que es a lo que me pienso dedicar.

¿Cómo haces para ser buen alumno y, a la vez, un deportista de alta competencia?Me levanto a las 5:30 a.m. y me pongo a entrenar. Luego voy a clases y sigo mi sesión de entrenamiento por las noches. Afortunadamente, la universidad me da muchas facilidades. Allá tienen otro sistema educativo que se basa, sobre todo, en la responsabilidad y no tanto en la asistencia a clases. Además, si es necesario, me asignan tutores especiales.

¿Piensas volver al Perú?De acá a fin de año estaré en Miami realizando mis prácticas profesionales. Regreso en enero a Dinamarca a hacer mi tesis, y en febrero empiezo una maestría en Barcelona. Como peruano, me gustaría regresar, pero mi novia es danesa y debo conversar con ella sobre nuestro futuro. Igual, aquí hay mucho por trabajar en los temas de mi especialidad: la gerencia y las organizaciones deportivas. Los dirigentes tienen las mejores intenciones, pero les faltan las herramientas que da una carrera universitaria, esto sin desmerecer la labor de Francisco Boza y Akido Tamashiro, quienes están haciendo un gran trabajo en el Instituto Peruano del Deporte (IPD). Por eso, si se dan las condiciones, me encantaría apoyar en la tarea de sacar adelante a nuestro deporte.

¿Alguna vez no participaste en una competencia por falta de recursos?Claro, varias veces, y uno tiene que asumirlo. Nuestra realidad es así. Pero nunca me desanimé. Hay que saber sobrellevar los golpes pues uno no llega a lo grande si antes no superó los baches, los obstáculos. Igual, pienso que la empresa privada debería ser más activa, arriesgar y apoyar más a deportes 'chicos', distintos al fútbol, que, está demostrado, son los que le dan las medallas al Perú.

¿Cuál es tu objetivo en las Olimpiadas de Londres 2012?De los cuatro partidos que jugaré, espero ganar dos. La competencia será muy dura porque las diferencias en el bádminton son muy grandes: ganarle a un top ten, por ejemplo, es casi imposible. En Asia hay millones de jugadores, y su nivel es altísimo. Nosotros somos individualidades que no tenemos competencia ni en nuestros propios países. Yo, por ejemplo, para entrenar, he tenido que convocar a un sparring de fuera.

AUTOFICHA

- Tengo 29 años. Londres 2012 será mi primera olimpiada. Me preparo hace cuatro años en Dinamarca, donde estudio. Mi novia es danesa. Mi posgrado lo haré en España.

- En mi familia, el bádminton es una tradición. Lo jugaron mis abuelos, mi madre, mis hermanos. Yo iba con mi abuelo al Regatas para verlo jugar.

- Para jugar bádminton se requiere un coliseo, red, raquetas, plumas. Esto demanda una inversión. Para popularizarlo hay que fomentarlo como juego, como diversión.