notitle
notitle

Alonso Segura,Al.Mercadoasegura@peru21.com

Luego de un turbulento 2011, surge la pregunta de qué esperar para el 2012. Del lado externo, se verá un mundo con el menor crecimiento de los últimos años, exceptuando los de la crisis, pero que dependiendo de lo que pase en Europa, podría decantar en una nueva crisis global. Esto sugiere que el MEF y el BCR tengan diseñados planes de contingencia, como sería el caso. Esto también sugiere que, si bien bajo ciertas condiciones podemos seguir creciendo razonablemente bien, nos acostumbremos a que los años de fuerte bonanza ya quedaron atrás, y que en paralelo trabajemos en generar fuentes de crecimiento internas. Ello implica reformas que busquen mejorar la competitividad de la economía y seguir logrando ganancias en productividad de factores, sobre todo, ahora que se proyecta menor inversión privada. Anuncios recientes del Gobierno indican intenciones de atacar varios temas de agenda pendiente, esperemos que así sea.