En solo dos días, Martínez pasó de ser la mano derecha del alcalde del Callao a ser un implicado en 'chuponeo’. (Perú21)
En solo dos días, Martínez pasó de ser la mano derecha del alcalde del Callao a ser un implicado en 'chuponeo’. (Perú21)

Sin duda, la situación se ha tornado color de hormiga para el exfutbolista y exgerente de la Municipalidad del Callao, Roberto Martínez. Además del descrédito que le ha ocasionado el haber sido identificado como presunto instigador de interceptaciones telefónicas al presidente regional del Callao, Félix Moreno, ahora debe enfrentar una denuncia ante la Fiscalía.

Autoridades de la Presidencia Regional del Callao consultadas por Perú21 informaron que Moreno denunció ayer a Martínez y a Ernesto Torres Córdova –extrabajador de la comuna chalaca y presunto autor del 'chuponeo' a Lourdes Flores Nano– por los presuntos delitos de interceptación telefónica y reglaje.

El documento fue presentado ante el titular de la Cuarta Fiscalía Penal del Callao, Raúl Sarmiento Dextre, quien el lunes inició una investigación para determinar si Martínez, Torres y el alcalde chalaco, Juan Sotomayor García, se encuentran implicados en estos actos ilícitos.

La denuncia, se explicó, se sustenta en los videos propalados en los programas Cuarto poder y en Abre los ojos. "El documento lo presentó Félix Moreno como presidente de la región Callao. La acusación por reglaje se basa en los documentos que demuestran que 'Tito' Torres fue intervenido por la Policía frente a la vivienda de los suegros de Moreno", dijo un funcionario regional que prefirió guardar el anonimato.

IMPLICANCIAS PARALELASMientras la Fiscalía recaba toda la documentación del caso, en el Congreso el presidente de la Comisión de Fiscalización, Martín Belaunde, informó que el miércoles se evaluará si este grupo inicia una investigación al respecto.

Por otro lado, el abogado penalista Mario Amoretti explicó a este diario que si la investigación concluye que Roberto Martínez es responsable del 'chuponeo' telefónico, podría ser sancionado con cinco años de prisión.

"A él se le impondría el agravante de haber sido funcionario público cuando, presuntamente, se cometió el ilícito", puntualizó Amoretti.

Quien no tiene dudas de la responsabilidad de Martínez es Wilbur Castillo, quien grabó las conversaciones entre el exfutbolista y un pariente de 'Tito' Torres.

"Si yo salía denunciando a Martínez, nadie me iba a hacer caso por mi oscuro pasado (exprontuariado). Estoy seguro de que 'Tito' chuponeo a Flores Nano porque él hablaba de las conversaciones de la señora de las gaseosas (Lulú)", acusó.

Y mientras cada día se revelan más irregularidades, el exfutbolista ha optado por no declarar más a la prensa.