UNA PENA. Hay malos elementos en reconocida institución. (USI)
UNA PENA. Hay malos elementos en reconocida institución. (USI)

Escándalo en el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú. Dos de sus funcionarios fueron denunciados penalmente por la misteriosa desaparición de 43 motores que la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) le había donado a esa institución.

La Contraloría General de la República denunció la apropiación indebida de estos bienes, valorizados en 14 mil 771 soles.

Los presuntos responsables son el administrador de la Oficina de Inventarios y el director de Control Patrimonial. De acuerdo con las pesquisas, estos objetos desaparecieron en abril de 2010, cuando debían ser trasladados desde la XXV Comandancia Lima Norte –donde habían permanecido tres años sin ser utilizados– hasta el depósito de Carabayllo.

Recién en agosto de 2011, luego de que se realizara una auditoría, se detectó la falta de los motores.

DATOS

- La Sunat donó 50 motores de vehículos a los bomberos, de los cuales solo siete fueron enviados a los talleres de mecánica para su revisión y uso.

- Los otros 43 se quedaron en el almacén de Los Olivos hasta que se extraviaron durante su traslado.