SIGUEN PERECIENDO. Especies son analizadas por especialistas. (Heinz Plenge)
SIGUEN PERECIENDO. Especies son analizadas por especialistas. (Heinz Plenge)

La presencia de un virus en las aguas del litoral peruano habría sido la causa de la muerte de más de tres mil delfines en el norte. Así lo indicó ayer el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, Gabriel Quijandría, quien expresó que no es la primera vez que ocurre un hecho similar en el país.

"Hasta ahora, esa es la hipótesis más probable. Ha habido casos en Perú, México y Estados Unidos", señaló.

Tras precisar que podría tratarse del 'morbillivirus', similar al distémper (moquillo canino), o del virus de 'brucella', dijo que la próxima semana se espera tener los resultados finales de los análisis.

Quijandría sostuvo que el equipo de especialistas que viene estudiando el caso ha descartado que los delfines hayan muerto por una marea roja o por las actividades pesqueras, pues los ejemplares no muestran signos de apaleo o de balazos ni rezagos de algún tipo de envenenamiento. Sin embargo, manifestó que aún no se ha descartado una afectación por las ondas sísmicas de la exploración gasífera o petrolera.

Al respecto, el representante de la Reserva de Chaparrí, Heinz Plenge, dijo que le parece raro que la muerte de los mamíferos solo se haya suscitado en la zona norte, justo donde hay petroleras.

DATOS

- Los probables virus que afectaron a los delfines también habrían causado la muerte de otras especies, como lobos marinos.

- Expertos de la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica Norteamericana (NOAA) llegarán para ayudar con la investigación.