Lució un vestido dorado que le permitió mostrar su ropa interior. (Gererdo Farroñay/USI)
Lució un vestido dorado que le permitió mostrar su ropa interior. (Gererdo Farroñay/USI)

Fiel a su estilo, la modelo Tilsa Lozano jugó al doble sentido cuando el público le recordó su supuesto affaire con el futbolista Juan Manuel Vargas durante el concierto de cumbia que animó la noche del sábado en un local de Los Olivos. Luciendo un vestido dorado que le permitió mostrar su ropa interior, la 'conejita' tiró al piso la camiseta 6 de la selección peruana –número que utiliza Vargas– y enseñó un polo con el número 69 a los asistentes.

¿A quiénes les gusta el número 6? Bueno, haremos algo, tiraré esto por allí. Ahora prefiero el 69, con esto me siento más cómoda", expresó con picardía Tilsa, quien estuvo acompañada de sus amigas Maricris Rubio y Giselle Patrón.

Pero la modelo no fue bien recibida por las mujeres del público, quienes le gritaron calificativos como "quitamaridos", "jugadora" y "vieja". "¡No he pagado 27 soles para verte!", dijo una de ellas.

Sin embargo, la 'maniquí' restó importancia a sus detractoras y coreó los temas Me emborracho de tu amor y Juraré no amarte más.

"No puedo hablar de la vida de otra persona (por Juan Vargas). ¿Por qué no van a la Videna y conversan con él?", increpó Tilsa a la prensa al finalizar el evento.