Merecen un trabajo digno. (USI)
Merecen un trabajo digno. (USI)

La Sociedad Peruana de Síndrome de Down defendió ayer la Ley 29973, promulgada por el Congreso, que obliga a las empresas privadas de más de 50 trabajadores a destinar como mínimo el 3% de su planilla a contratar a trabajadores con alguna discapacidad.

De acuerdo con el gremio, desde hace décadas las cuotas laborales se han adoptado en Europa, África, Asia y América. Países de la región como Brasil, Ecuador y Argentina las tienen.

"Son medidas significativas para favorecer la inclusión de las personas con habilidades diferentes y son consideradas por la OIT como positivas pues brindan oportunidades y trabajo decente", refirió.

Pese a estos argumentos, la Confiep ha criticado la norma, pues considera que elevaría los costos de las empresas.

Para la Sociedad Peruana de Síndrome de Down, lo que hace falta es que el Estado mejore la formación laboral de este tipo de trabajadores, que se estima suman tres millones en el Perú.