PREOCUPANTE. Se revisó la infraestructura de 450 establecimientos policiales de todo el país. (Difusión)
PREOCUPANTE. Se revisó la infraestructura de 450 establecimientos policiales de todo el país. (Difusión)

Muchas no tienen servicios higiénicos en sus celdas, otras no cuentan con zonas de reclusión, y también hay las que se hallan al borde del colapso. Esa es la dramática situación de las comisarías del país.

Entre junio de 2010 y agosto del presente año, la Defensoría del Pueblo visitó 450 delegaciones policiales de Lima y del interior para conocer su infraestructura y la calidad del servicio que brindan.

Perú21 accedió a parte del informe denominado 'Tercera Supervisión Nacional de Comisarías 2011', el mismo que será presentado hoy.

AL BORDE DEL COLAPSODel total de establecimientos policiales inspeccionados, solo 51 habían sido evaluados por técnicos del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

De aquel grupo, 27 se encuentran en situación de alto riesgo. Es decir, su infraestructura está seriamente comprometida y podría colapsar en cualquier momento.

Fuentes de la Defensoría indicaron que la situación se agrava en las zonas más apartadas de las capitales.

También se encontró que 255 delegaciones carecen de extintores (cinco de cada 10). Y si bien la situación con respecto al año 2010 ha mejorado, aún es insuficiente.

Otro dato para resaltar es que 305 locales tienen celdas para personas detenidas, pero solo tres de cada 10 poseen calabozos diferenciados para hombres y para mujeres.

Asimismo, muchas de esas prisiones temporales carecen de servicios higiénicos (aproximadamente el 44%).

SIN BASE DE DATOSLa Defensoría del Pueblo halló que 107 comisarías no tienen acceso a la base de datos de Requisitorias de la Policía Nacional y que 184 no cuentan con ambientes adecuados para registrar denuncias.

SABÍA QUE

- En el año 2010, la Defensoría del Pueblo detectó que 196 de las 328 comisarías inspeccionadas no tenían acceso a la base de datos de Requisitorias.

- Además, encontró que 35 locales habían sido considerados de alto riesgo por el Indeci y que 21.65% de estos carecen de personal especializado para tratar casos de violación.