“El decreto no es la solución”
“El decreto no es la solución”

El éxito de la aplicación del decreto de urgencia que acaba de sacar el Gobierno para ayudar a los clubes dependerá de quién se encargue de la administración. Si van a ser los mismos dirigentes de Universitario, Alianza Lima o Sport Boys los encargados de administrar, de nada servirá. Tienen que salir y estar al margen.

Si bien es una medida para combatir la crisis de los equipos, no es la solución definitiva porque el fútbol peruano está quebrado hace tiempo. Si se quiere superar este problema, los clubes deben hacer un sinceramiento en sus presupuestos, no gastar más de la cuenta y tener un tope donde el sueldo máximo sería el de cinco mil dólares mensuales. Si no, va seguir todo igual. La renuncia de San Martín es una pena. Lo que pasa es que (José Antonio) Chang se cansó de participar en un torneo con clubes informales. La Agremiación hizo lo correcto al convocar a la huelga a sus asociados. El campeonato no debió jugarse. Sin embargo, este torneo mamarracho sigue adelante como si nada hubiera pasado.