notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

Tener un conejo de mascota es una excelente opción. No solo es un animalito juguetón, sino que es obediente y muy cariñoso, tanto así que, cuando llegas a casa, te recibe haciendo círculos alrededor de tus piernas o se pone en dos patitas para llamar tu atención pues le gusta que lo acaricies.

Al conejo le gusta jugar y saltar por toda la casa. Lo ideal es dejarlo libre en el jardín, pero si no tuvieras uno, márcale un espacio dentro de la casa por donde pueda transitar.

En la noche ponlo a descansar en su jaula, que debe ser amplia y estar siempre limpia. Encerrar a un conejo en una jaula la mayor parte del día es un acto abusivo, pues no solo lo privas de darle un espacio donde se sienta libre de moverse, sino que el sedentarismo lo afecta.

Así como sucede con las personas, la falta de movimiento y de ejercicio genera, a la larga, obesidad. Hay que tener cuidado con la nutrición de los conejos. Siempre es mejor darles alimento específicamente para ellos, y no comida de casa.