Sostienen que muerte de crustáceos es recurrente y conocida por pescadores. (Difusión)
Sostienen que muerte de crustáceos es recurrente y conocida por pescadores. (Difusión)

La aparición de miles de pequeños crustáceos anaranjados a lo largo de la playa Pucusana causó extrañeza y preocupación entre la población. En un primer momento se habló de langostinos, pero los expertos han aclarado que se trata de los llamados 'camaroncitos rojos', utilizados por los pescadores como carnada para los peces.

Luego de una primera investigación, el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) aseguró ayer que la muerte de estos crustáceos se debe a los cambios bruscos de temperatura que se presentan en estas épocas.

Milagros Franco, de la Unidad de Investigación de Recursos Neríticos Pelágicos del Imarpe, informó que lo ocurrido en Pucusana es un fenómeno recurrente y conocido por los pescadores de la zona.

"En estos últimos días se han dado condiciones anómalas en el mar peruano, y eso produce el fenómeno. El aumento de la temperatura, el ingreso de vientos que vienen de la zona norte a sur y las aguas cálidas han influenciado", sostuvo.

SENSIBLESLa vocera del Imarpe recordó que la aparición de miles de estos crustáceos muertos no solo se ha presentado en la playa de Pucusana. Como es algo recurrente, dijo, también se ha dado en Sechura (Piura); en la playa de Independencia, en Pisco, y en otras del sur del litoral.

Franco explicó que esta especie es muy sensible ante los cambios de temperatura y, por eso, es común que aparezca varada. Indicó que solo existe un organismo parecido, llamado pleuruncodes, en el sur de Baja California, en México, que tiene el mismo comportamiento frente a los cambios climáticos.

La experta dijo que, en comparación con la migración de la anchoveta debido al calentamiento de las aguas, este nuevo fenómeno es algo netamente local.

TENGA EN CUENTA

- El varamiento de esta especie también se ha observado en Chilca y en Paracas, según Sernarp. No se descarta que el fenómeno se repita.

- Los 'camaroncitos rojos' no son de consumo humano, y solo son utilizados como carnada para peces.