Abugattás se corrió de la prensa que cubre actividades en el Legislativo para no hablar de sus gestores. (Martín Pauca)
Abugattás se corrió de la prensa que cubre actividades en el Legislativo para no hablar de sus gestores. (Martín Pauca)

No va más. Apenas 27 días duró en el papel el cuestionado programa Gestores para el Desarrollo Local, creado y dirigido por el presidente del Congreso. El último lunes, la Mesa Directiva del Legislativo –en presencia de un Daniel Abugattás malgeniado e irascible– acordó suspender el controvertido proyecto y dejarle al Consejo Directivo –instancia en la que están representadas las distintas bancadas políticas– la decisión de reestructurar o desactivar un programa que, hasta diciembre próximo, le hubiera costado al Parlamento aproximadamente S/.10 millones.

El tercer vicepresidente del Congreso, Michael Urtecho, fue el encargado de informar sobre la suspensión del proyecto que –dijo– presentó una serie de errores desde su gestación. Entre ellos, la contratación de cuestionadas exparlamentarias nacionalistas, como Nancy Obregón, y el azuzamiento a pobladores de Chilca en contra de proyectos de inversión nada menos que de parte del coordinador del programa y hombre de confianza de Abugattás, Jorge Paredes Terry.

Mientras tanto Abugattás, lejos de hacer un mea culpa por su desatinada propuesta, atribuyó las críticas a su proyecto a "intereses mezquinos" y, asumiendo el papel de víctima, acusó a un sector de la prensa de desinformar a la ciudadanía y a sus colegas de otros grupos de dejar "abandonadas" a las poblaciones en situación de extrema pobreza. "Es como esas familias ignorantes, que tenemos (sic) al hijo feo, discapacitado, y lo esconden en el clóset. ¿Es lo que queremos hacer con tres millones de peruanos abandonados?", preguntó.

DESACTIVACIÓN Y CENSURAPero sus argumentos no tuvieron eco en la oposición, que ratificó no solo su pedido para que se desactive el programa de gestores, sino también para que se debata la moción de censura contra el presidente del Parlamento.

Javier Velásquez Quesquén –uno de los firmantes del documento– sostuvo que el proyecto político de Abugattás debe ser eliminado, y la moción, seguir el trámite regular. "Nuestro propósito era lograr que Abugattás bajara de su escaño y, desde ahí, explicara a sus pares su controvertida propuesta, y eso no ha ocurrido hasta el momento. Este programa no es otra cosa que una plataforma de clientelismo político de Abugattás. Debemos dejarlo sin efecto", subrayó el legislador.

En esa misma línea, Carlos Bruce, vocero de Concertación Parlamentaria, sostuvo que el programa estuvo mal concebido desde el inicio y opinó que, en consecuencia, debe ser eliminado. Rechazó, además, las imputaciones del oficialista Fredy Otárola, quien acusó "a la derecha y su prensa" de torpedear el proyecto. "Este no es un tema de la derecha o de la izquierda, sino de funciones del Congreso. Por el respeto que le merecen sus pares, el presidente del Legislativo no puede pretender secuestrar la función de representación. Si hay un problema de derecha e izquierda, es en la bancada de Gana Perú", ironizó.

Luis Galarreta, de Alianza Por el Gran Cambio, también se pronunció en contra de la reestructuración del plan, reclamó su desactivación y le recordó a Abugattás que la imagen del Congreso que tanto le preocupa se afectó con el blindaje gobiernista a Omar Chehade. Pedro Spadaro (Fuerza 2011), a su turno, añadió que Jorge Paredes Terry –cuya renuncia al cargo de coordinador del programa de gestores fue aceptada recién el lunes– debe ser separado definitivamente del Parlamento, algo en lo que Abugattás, fiel a su estilo, tampoco quiere dar su brazo a torcer.

TENGA EN CUENTA

- El jueves 8 se informará al Pleno sobre la moción de censura a Abugattás.

- Los 'gestores' cobran sueldo desde enero pese a que el programa fue lanzado el 1 de febrero.

- Un día después, Perú21 alertó sobre el tufillo proselitista del proyecto.