Chávez rogó mantenerse con vida para seguir gobernando su país. (Reuters)
Chávez rogó mantenerse con vida para seguir gobernando su país. (Reuters)

CARACAS (AFP).– La emotiva plegaria que elevó el presidente venezolano, Hugo Chávez, en una misa del Jueves Santo reflotó con fuerza las dudas sobre la gravedad de su cáncer y sembró nuevas incógnitas respecto a su permanencia en el poder a seis meses de buscar la reelección.

Un día después de que llegara de Cuba, donde se sometió a un segundo ciclo de radioterapia, Chávez asistió a una misa en su estado natal de Barinas, en la que pidió a Dios que lo mantenga con vida. "Dame tu corona, Cristo, dámela, que yo sangro, dame tu cruz. (…) Dame vida… no me lleves todavía", fue el ruego del presidente venezolano.

Para la analista política Carmen Beatriz Fernández, la plegaria del mandatario representa "que de alguna manera se quitó el velo de silencio y discreción que había en torno a su dolencia".

Fue "como un parte médico. Se quitó todo ese velo de misterio y se clarificó la fatalidad de su enfermedad", comentó la también directora de la firma Dataestrategia.

RECONOCE GRAVEDADEl analista político Ricardo Sucre, de la Universidad Central de Venezuela, señaló que Chávez coloca "toda la sanación de su enfermedad en un milagro. Hay un reconocimiento indirecto de la gravedad de su cáncer", añadió.

SABÍA QUE

- Chávez, en el poder desde 1999, aspira a la reelección en los comicios del 7 de octubre, en los que se enfrentará al candidato opositor Henrique Capriles.