notitle
notitle

Fernando Cillóniz,Al.Mercadofcilloniz@peru21.com

¡Cómo es posible que el río Pisco esté botando tanta agua, y que las pampas de Lanchas y Villacurí en Ica, o la de Hoja Redonda en Chincha –'ahicito' nomás– estén escasas de agua! ¡Y lo mismo ocurre en toda la costa! Es decir, ríos con mucha agua al lado de pampas desérticas. ¿Qué hacer? Sencillo. Tomar parte de esas aguas y llevarlas a los arenales colindantes a través de acequias de tierra. Así, el agua se infiltraría en el subsuelo, de donde se extraería durante el año, a través de pozos tubulares. ¿Para qué megareservorios costosísimos que se colmatan con el tiempo? El gran reservorio natural está en el subsuelo. El agua la tenemos todos los veranos. La verdadera costa verde está a nuestro alcance, desde Tumbes hasta Tacna.