notitle
notitle

Por: Alfredo Ferrero, Al.Mercadoaferrero@peru21.com

Preocupan los recientes y reiterados levantamientos en contra de la minería en diversos lugares del país. El diálogo con las comunidades locales y la población es necesario. Este derecho estaba pendiente de aprobación desde hace 17 años. La consulta previa es, en la práctica, una licencia social. La aprobación de la Ley de Consulta Previa es un gesto político de indudable significado; sin embargo, el diablo está en los detalles y es necesario precisar algunos aspectos para evitar que el remedio sea peor que la enfermedad. ¿La ley es aplicable a "pueblos indígenas u originarios"?, habrá que definirlos en el ámbito territorial. Como está pendiente el reglamento, este proceso puede ser complejo si finalmente es engorroso y lleno de chantajes. Hay que buscar una fórmula expeditiva y efectiva en su implementación.