notitle
notitle

Abrir una plataforma virtual para contactar nuevos clientes, brindarles información y hasta vender un producto o servicio es una tendencia que viene cobrando fuerza. Para los usuarios, la experiencia de comprar en una tienda virtual con solo un click se traduce en comodidad y cero complicaciones. Además, pueden obtener más información sobre el producto que les interesa y comparar otras opciones con detenimiento. Este mayor acceso a información y más opciones de dónde escoger vuelven al usuario en una persona exigente. Por ello, es muy importante ofrecer productos de calidad y que tengan valor agregado.

Para el vendedor, un negocio en línea le brindará beneficios tales como el ahorro en costos de local o de personal. Además, podrá atender las dudas y las preguntas frecuentes de los usuarios con facilidad. La información que requieren los clientes se puede publicar en la web. Con ello ahorra recursos y tiempo para atender actividades más importantes.