notitle
notitle

Por: Guillermo Giacosa, Opina.21ggiacosa@peru21.com

Es, por tanto, valiosa su opinión frente a la crispación política que está generando el proyecto Conga.

Dice Pulgar Vidal: "Por un lado, considerando que la inversión para el desarrollo del proyecto sería de U$4,800 millones, quienes lo apoyan consideran que paralizarlo generaría una lenta sequía de flujo de nuevas inversiones en nuevos proyectos, lo que, además, se vería agravado por la época de vacas flacas financieras a nivel mundial. Por el otro, considerando que para el desarrollo del yacimiento se requiere transvasar el agua de cuatro lagunas hacia tres reservorios, los que se oponen al proyecto consideran que realizarlo implicaría la pérdida de recursos hídricos superficiales y de los que fluyen al acuífero subterráneo".

Otros estudios indican que no hay colchones acuíferos significativos y que, siendo arcillosa la base de las lagunas, no permite la filtración de las aguas subterráneas. Los estudios deben ser profundizados o bien debe profundizarse la consideración que se les otorga. Para Pulgar Vidal se debe "llegar a la fuente real del conflicto y plantear respuestas estructurales, como medio para prevenir situaciones más extremas". Insta, además, a abandonar los clichés sobre el tema y a buscar puntos de equilibrio, subrayando que el rol del Estado y la obligación de las empresas es minimizar y evitar los impactos ambientales y que su incumplimiento debe ser sancionado.