La mayoría de proyectos están detenidos en el sur. (Difusión)
La mayoría de proyectos están detenidos en el sur. (Difusión)

Preocupación. Los retrasos de proyectos en el sector hidrocarburos son, en algunos casos, de hasta seis meses, confirmó el presidente del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), Alfredo Dammert.

Refirió que el descontento de la población en temas ambientales tiene en vilo la construcción de la línea de transmisión Machu Picchu-Abancay-Cotaruse (de 220 kilovatios), la línea Chilca-Montalvo (de 500 kilovatios) y la Tintaya-Socabaya (de 220 kilovatios).

Dammert dijo que la lista incluye la ampliación, también, del ducto de Camisea por parte de la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP) y que sumaría otros 350 millones de pies cúbicos de gas que podría agregar 600 megawatios de potencia mediante una serie de proyectos que operan con gas natural.

"El Ejecutivo está poniendo todo de su parte para resolver estos temas, pero la oposición ambiental es muy fuerte y exigente. No sé si tendrán razón o no en sus reclamos, pero los temas que antes parecían muy simples de resolver, ahora se complican todo el tiempo por cuestiones políticas", refirió el presidente de Osinergmin.

En tanto, el presidente de Perupetro, Aurelio Ochoa, adelantó que existe un retraso de proyectos petroleros por US$400 millones debido a la falta de reglamentación de la Ley de Consulta Previa.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Minería, Pedro Martínez, advirtió que la inversión en proyectos mineros y de transmisión eléctrica se retrasarían un año, hasta 2014, por la consulta a comunidades indígenas y por las aprobaciones ambientales.

DATOS

- Protestas. A enero, existen 228 conflictos sociales en el país registrados por la Defensoría del Pueblo.

- Evaluación. El retraso de Minas Conga afectará el estimado económico del Perú, según Standard & Poor's.