COMPROMETIDO. José Dirceu fue mano derecha de Lula da Silva. (Reuters)
COMPROMETIDO. José Dirceu fue mano derecha de Lula da Silva. (Reuters)

BRASILIA (Agencias).– La Corte Suprema de Brasil ratificó, por ocho votos contra dos, la condena por corrupción activa al exhombre fuerte del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, José Dirceu, y a siete personas más, entre ellas dos exdirigentes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

El juicio a los 10 acusados de corrupción, en el marco del escándalo de pago de sobornos a legisladores aliados entre 2003 y 2004, concluyó ayer en Brasilia con los votos de los magistrados Celso de Mello y Carlos Ayres Britto, quienes coincidieron con el juez instructor, Joaquim Barbosa, al condenar a ocho de los reos, entre ellos el exministro del Gabinete Civil José Dirceu.

También fueron hallados culpables el extesorero del PT, Delubio Soares, y el expresidente del partido oficialista y exministro de Defensa, José Genoíno, quien anunció su renuncia al cargo de asesor especial del Ministerio de Defensa del gobierno de Dilma Rousseff.

Barbosa, relator del juicio de corrupción, fue nombrado primer presidente negro de la Corte Suprema de Brasil.

COMPRA DE APOYOEl caso, que es ampliamente considerado como el escándalo de corrupción política más grande en la historia de Brasil, puso al descubierto el desvío de recursos públicos para 'comprar', mediante transferencias financieras irregulares, a dirigentes de partidos aliados para que apoyen las propuestas del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva en el Congreso.

Todos los implicados podrían recibir condenas de entre dos y 12 años de cárcel, las cuales se conocerán al final del juicio al terminar el presente mes.

TENGA EN CUENTA

- El caso es conocido como el 'mensalão' (la gran mesada) por un importe de hasta US$10,000 entregados a cada político para que apoye proyectos del gobierno de Lula da Silva.

- Por primera vez, la Corte Suprema sentencia a políticos en Brasil.