Ramírez respondió a ataques. (Luis Gonzáles)
Ramírez respondió a ataques. (Luis Gonzáles)

Los maestros afiliados al Conare-Sutep de la región norte aprovecharon la invitación del presidente de la Comisión de Educación, Daniel Mora, para protagonizar un escándalo en el hall de los Pasos Perdidos del Congreso, como respuesta a las críticas que recibieron de los parlamentarios por la huelga que ya lleva dos semanas.

El secretario de Lucha de este gremio magisterial, Victoriano Escobedo, acusó a los congresistas de las diversas bancadas políticas de apoyar la cuestionada reforma magisterial promovida por este gobierno y no el aumento salarial. Incluso, desconoció la autoridad del máximo dirigente del Sutep, René Ramírez, a quien lo calificó de traidor porque no defiende los verdaderos intereses magisteriales. A su turno, Ramírez replicó que los radicales promueven estos atropellos.