notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21quererteatiperu21@gmail.com

Los padres actuales enfrentamos un reto complicado pues se superponen en el tiempo dos tareas fundamentales: la de criar de manera presente y activa a nuestros hijos e ir consolidándonos a nivel profesional y laboral. Somos padres que deseamos estar presentes en el desarrollo de nuestros hijos para formarlos emocionalmente seguros. Pero también nos enfrentamos con el natural deseo de seguir desarrollándonos personal y profesionalmente. Si a esto se le suma la necesidad de acceder a bienes y privilegios, como una casa, un carro y una buena educación para nuestros hijos, ¿cómo lograr hacer bien todo sin enloquecer en el intento? No creo que haya una fórmula mágica para lograr el equilibrio perfecto, pero la clave puede estar en entender y aceptar que cada etapa de la vida tiene sus propias exigencias y que no se puede tener todo en el mismo momento. La crianza será una época de mayor esfuerzo, desgaste de energía y postergación de uno mismo, con la esperanza y confianza de que vendrá otro momento para retornar a nosotros mismos y a nuestros proyectos personales con mayor fuerza y entrega.