Parece que Alexis seguirá metiendo en apuros al gobierno de su hermano. (Rafael Cornejo)
Parece que Alexis seguirá metiendo en apuros al gobierno de su hermano. (Rafael Cornejo)

A pocos días de que el gobierno de Ollanta Humala cumpla su primer año, otra vez el nombre de su hermano menor, Alexis Humala, vuelve a ganar notoriedad y despierta suspicacias. Una persona de su entorno, quien lo acompañó en aquel polémico viaje a Rusia de hace un año –cuando se hicieron pasar como representantes del nuevo gobierno–, se ha convertido de la noche a la mañana en próspero empresario de la construcción y solo en lo que va del año ha facturado S/. 7 millones.

Cuarto poder puso anoche al descubierto el caso de Fabrizzio Pimentel Gómez, quien a sus 34 años ha tenido la suerte de que su negocio se haya incrementado en 14 mil por ciento en solo un año. En 2009, su empresa, consultora y constructora San Martín, solo había ganado licitaciones por S/. 49 mil. Lo que llama la atención, según el informe periodístico, es que, en menos de 10 días, ha ganado tres licitaciones públicas (en consorcio con otras empresas) en tres departamentos diferentes para sistemas de agua potable y alcantarillado.

Estas licitaciones solicitaban coincidentemente el mismo número y tipo de maquinaria pese a tratarse de terrenos y montos diferentes. El programa de TV formula la interrogante sobre por qué grandes empresas necesitaban buscar a Fabrizzio Pimentel para formar consorcios.

EL DECRETO 054En el informe se destaca que la buena fortuna de Pimentel comienza con aquel viaje a Rusia y luego con el Decreto de Urgencia 054-2011, que el gobierno humalista aprobó a los dos meses de iniciar sus funciones y que establece medidas excepcionales para agilizar la ejecución de proyectos de inversión.

Según se establece, dicha norma presenta el mismo problema que el decreto sobre los colegios emblemáticos y no permite la fiscalización.

FICHAFabrizzio Pimentel Gómez, empresario (34 años)

- Fue uno de los tres acompañantes de Alexis Humala a Rusia.

- En 2009 solo facturaba al Estado S/. 49 mil.