Se siente satisfecho con labor. (Martín Pauca)
Se siente satisfecho con labor. (Martín Pauca)

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, Alberto Beingolea, anunció ayer que su grupo de trabajo ya no verá el caso de la ilegal interceptación telefónica al legislador Luis Galarreta pues el tema ha sido asumido por la Junta de Portavoces.

Según dijo, es importante que el ministro del Interior, Wilver Calle, haga llegar su versión a la Junta de Portavoces.

"Necesitamos su palabra (de Calle), que nos explique cómo se realizan estas prácticas, quién las realizó y hasta cuándo", enfatizó Beingolea.

Añadió que, frente a los acontecimientos, es necesario que se proporcione a Galarreta la transcripción de sus comunicaciones interceptadas.

Y en el primer día de análisis sobre el caso Galarreta, ayer se dio a conocer que todo el proceso referido a la identificación del teléfono celular del parlamentario se hizo en un solo día, el 2 de mayo, coincidentemente la fecha en que el fiscal William Montes se reunió con él en el Congreso.